Asistencias a la conducción

La tecnología de asistencia a la conducción (ADAS) sirve para hacer que viajar sea más cómodo y fácil, al mismo tiempo que aumenta la seguridad vial y del automóvil. Mientras que algunos sistemas ayudan con la tarea de conducir, otros alertan al conductor sobre errores o peligros, como la detección de cambio de carril. Además del control del vehículo, la asistencia al conductor también puede referirse a tareas de conducción secundarias, como la búsqueda de ubicación, la planificación de rutas y la detección de obstáculos.

La asistencia a la conducción (ADAS) involucra tanto sistemas simples como los frenos antibloqueo como sistemas complejos como el hardware y el software totalmente autónomos que operan un automóvil sin conductor.

os sistemas más complejos que toman el control del automóvil incluyen tecnologías como la visión artificial, la inteligencia artificial (IA) el radar, los láseres y varias tecnologías de detección de posición.

Las funcionalidades de asistencia a la conducción funcionan utilizando una amplia gama de tecnologías, desde cámaras hasta radares y sistemas lidar que, cuando es necesario, pueden funcionar tanto de forma independiente como en combinación con otros sistemas que ayudan a identificar y evitar peligros potenciales, ya sea advirtiendo al conductor o tomando automáticamente el control de una parte o sistema del vehículo como el sistema de frenado o la dirección si el conductor no reacciona.

Es importante recordar que estos son sistemas de asistencia al conductor y están diseñados para apoyar al conductor, pero no reemplazarlos. El conductor es en última instancia responsable del destino del carro. Por lo tanto, no confíe demasiado en estos sistemas y asegúrese de tener el 100% del control del vehículo en todo momento.

Cuestiones éticas entorno a las tecnologías de asistencia a la conducción

La asistencia a la conducción es una tecnología en desarrollo. En particular, la asistencia avanzada a la conducción plantea algunas preguntas sin respuesta, tanto técnicas como éticas. Si bien las preocupaciones técnicas se pueden abordar con mejoras en nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, las preocupaciones éticas pueden ser más difíciles de abordar.

Las situaciones difíciles, como la seguridad de los ocupantes en general y frente a los peatones, plantean cuestiones morales sobre el futuro de los sistemas de conducción autónomos.

Las tecnologías no son infalibles y pueden fallar. Empresas que desarrollan tecnologías de vanguardia como Google han formado asociaciones con fabricantes de automóviles como General Motors y Ford para liderar investigaciones, estudios o debates en relación a estos dilemas éticos.

Alerta de cambio de carril

La advertencia de cambio de carril está diseñada para ayudarlo a evitar choques debido a desviarse o salirse de su carril.

El sistema detecta los marcadores de carril y avisa cuando un neumático toca un marcador de carril. El aviso suele ser un indicador parpadeante y/o emite un pitido en el lado correspondiente.

En algunos sistemas, el volante o el asiento del conductor vibran suavemente. Por lo general, los sistemas de advertencia de cambio de carril no nos alertarán cuando su señal de giro esté encendida.

Algunos vehículos están equipados con asistencia para mantenerse en el carril, que es una versión más avanzada de advertencia de cambio de carril. Si el sistema detecta un posible cambio de carril y usted no responde a tiempo, la asistencia para mantenerse en el carril lo guiará suavemente de regreso al carril.

Alerta de punto ciego

Esta función advierte con un símbolo, sonido o vibración al conductor del vehículo que hay otros que circulan en sus puntos ciegos.

Pueden proporcionar una advertencia adicional si usa su señal de giro cuando hay un automóvil a su lado en otro carril.

Es posible que no detecte motocicletas o vehículos en movimiento muy rápido.

Alerta de tráfico cruzado

La alerta de tráfico cruzado es una funcionalidad útil que ayuda al conductor al alertarlo de los vehículos que se aproximan cuando sale marcha atrás de los espacios de estacionamiento.

Es especialmente útil cuando la visión se ve obstaculizada por paredes o vehículos grandes a ambos lados del automóvil. Esta tecnología de asistencia al conductor se ofrece frecuentemente junto con el sistema de monitoreo de punto ciego con el que comparte los mismos sensores basados ​​en radar.

Activado cuando se selecciona la marcha atrás, el sistema monitorea el tráfico que se aproxima desde cualquier lado del automóvil. Si existe la posibilidad de una colisión, el conductor es alertado del peligro mediante advertencias sonoras y visuales y, por lo tanto, tiene suficiente tiempo para detener el automóvil y, con suerte, evitar una vergonzosa reclamación al seguro, o algo peor.

Alerta de colisión frontal

Los sistemas de advertencia de colisión frontal le advierten de una colisión inminente al detectar vehículos detenidos o que se mueven lentamente delante de su vehículo. La advertencia de colisión frontal usa radares, láseres o cámaras para escanear el camino mientras conduces.

Freno autónomo en caso de emergencia

Los sistemas de advertencia de colisión frontal le advierten de una colisión inminente al detectar vehículos detenidos o que se mueven lentamente delante de su vehículo. La advertencia de colisión frontal usa radares, láseres o cámaras para escanear el camino mientras conduces.

El freno de emergencia autónomo, AEB por sus siglas en inglés, Autonomous Emergency Braking es una forma de frenado automático que detiene su automóvil si detecta que está a punto de golpear un objeto, como un vehículo detenido en el frente o, en algunos casos, personas o ciclistas en la carretera.

Control de crucero adaptativo

El control de crucero es una función que resulta útil cuando conduce a una velocidad constante. Es un sistema eléctrico que le permite configurar su automóvil a una velocidad específica, lo que le permite quitar el pie del pedal del acelerador. Por lo tanto, puede aliviar la fatiga de los pies y el estrés durante un viaje largo.

Su vehículo consumirá mucho menos combustible si conduce a una velocidad constante en lugar de acelerar en cada sección de la carretera abierta.

La vanguardia en control de crucero actual es el control de crucero adaptativo. Casi todos los automóviles ahora estarán equipados con este sistema inteligente. Al igual que el control de crucero convencional, el control de crucero adaptativo le permite establecer la velocidad de viaje deseada. Pero la diferencia es que el control de crucero adaptativo mantiene una distancia segura entre el automóvil que está frente a usted y su automóvil a un ritmo constante mediante el uso de sensores montados en la parte delantera. Por ejemplo, si el automóvil que está delante de su vehículo comienza a reducir la velocidad, el control de crucero adaptativo utilizará el freno motor para reducir automáticamente el ritmo de su vehículo y mantener la distancia adecuada.

Limitador de velocidad

Todas las carreteras principales y calles urbanas de cualquier país tienen un límite de velocidad, y es muy fácil tener un lapsus de concentración y romperlos. Además de la posibilidad de que la policía actúe sobre tu velocidad, también podría ser peligroso para otros usuarios de la vía. Afortunadamente, muchos automóviles en estos días vienen con una función de limitador de velocidad, que evita que el automóvil exceda el límite que ha establecido.

Reconocimiento de señales de tráfico

El reconocimiento de señales de tráfico soluciona esto siendo su segundo par de ojos y monitoreando lo que realmente está delante del conductor complementando la información de los límites de velocidad. La función reconoce las señales de límite de velocidad, así como los límites de velocidad dinámicos en las pantallas LED, y le muestra la velocidad máxima permitida actualmente.

El reconocimiento de señales de tráfico utiliza cámaras avanzadas orientadas hacia adelante, generalmente montadas en el parabrisas, cerca del espejo retrovisor. La cámara se encarga de la detección de señales de tráfico y el software las procesa para clasificar el significado de determinadas señales de tráfico. Después de la clasificación de las señales de tráfico, la información se transmite al conductor casi en tiempo real.

Es fácil darse cuenta que estas tecnologías eventualmente se conjugarán para quitarle al conductor la conducción del vehículo. Pero falta mucho para ello. En poco tiempo veremos los primeros automóviles capaces de conducir de forma automática en segmentos definidos de autopista. Pasará algún tiempo antes de que sean un elemento común en la vida de las personas y hay muchos desafíos que superar antes de eso.

Mientras tanto, hay numerosas empresas que desarrollan la inteligencia artificial y que están investigando tecnologías clave y, en muchos casos, están desarrollando protocolos de prueba aceptados a nivel mundial, que respaldarán el paso a la autonomía total.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.