¿Cómo calcular los caballos de un coche?

Uno de los términos más conocidos en el mundo de la automoción es la potencia de los motores. Todos hemos oído hablar de este término, pero no todo el mundo sabe qué es y qué implicaciones tiene para los propietarios de vehículos.

Básicamente, caballos de fuerza es la unidad de medida de la potencia y esta unidad es calculada a partir de la potencia necesaria para elevar una carga de 75 kg a un metro de altura en un segundo. La potencia del motor (HP) responde a la pregunta de cuantos caballos de fuerza tiene un coche.

Vale resaltar también que, dependiendo de los caballos de fuerza en algunos países también podemos encontrar el llamado poder tributario. Dependiendo de la potencia del motor, tenemos que pagar más o menos impuestos por el coche. También afecta al precio que pagamos por el seguro del coche. También se denomina potencia fiscal y depende de la cilindrada del motor y del número de cilindros del vehículo. Cuanto mayor sea la potencia fiscal, mayor será el impuesto que tengamos que pagar.

Procedimiento para calcular la potencia de un coche

Si te preguntas cómo calcular la potencia de tu coche, es bastante sencillo, pero necesitas algunos datos. Tienes que saber que la potencia de tu coche no sólo se mide en caballos de fuerza (HP), sino también en kilovatios (kW). Para comprobar estos datos, es necesario tener a mano la ficha técnica del vehículo, que muestra la potencia real en kilovatios.

Una vez que tengas la potencia en kilovatios, multiplica este número por 1,34 para calcular la potencia del vehículo en HP o también en caballos de vapor (CV) que es similar, pero deberás multiplicar entonces por 1,36. Si no puedes determinar la potencia del coche en kilovatios y no consigues la ficha técnica, lo más recomendable es llevar el coche a un dinamómetro o banco de pruebas en el que llevaran el motor al límite y calcularan el torque del motor. Luego, el operador utilizara una formula e indirectamente obtendrán el valor máximo de caballos de fuerzas y las RPM a la cual los desarrolla.

La potencia (CV o HP) es una cifra que todo propietario de un coche debe conocer, ya que proporciona información sobre las prestaciones del vehículo. También es la cifra que todo comprador pide cuando intenta vender un coche en el mercado de segunda mano para hacerse una idea exacta del vehículo que quiere comprar.

Calcular caballos con potencia fiscal

La potencia de un coche es un número determinado por la cilindrada del motor. Por tanto, parámetros como el diámetro del cilindro, la carrera del pistón y el número de cilindros desempeñan un papel importante. Cuanto mayor sea la cilindrada, mayor será la potencia fiscal. Como hemos mencionado la manera de calcular los caballos es pasando los KW a HP o a CV por la fórmula anterior mencionada en el texto.  Si no dispones de ese valor por la ficha técnica, lo cual es poco probable, tendrás que ir a un dinamómetro o banco de rodillos ya que las fórmulas aproximadas basadas en la cilindrada normalmente no son muy exactas ni mucho menos, cada motor es diferente, la eficiencia y la tecnología en él, afectan directamente la potencia que desarrolla.

Por lo general, los coches más modernos poseen en la ficha técnica toda la información necesaria, y en algunos lados ponen CVF, lo cual hace referencia a la potencia fiscal, y también se puede encontrar en alguna etiqueta del vehículo o en la ficha en la parte inferior derecha, etc.

Entonces, dependiendo los caballos (potencia fiscal) la cuantía de impuesto a cancelar va a ser menor o mayor comparado con otros vehículos, cuando vayas a asegurarlo o a matricularlo para cancelar los impuestos correspondientes. En el caso de los coches eléctricos también aplica lo mismo que se ha venido comentando.

Sin embargo, el lado positivo es que la mayoría de los municipios conceden ventajas fiscales a los coches eléctricos e híbridos. En el caso de los vehículos eléctricos puros, se suele conceder un descuento del 75% durante la vida útil del vehículo. En el caso de los híbridos y los vehículos de GLP, GNC o GNL, durante seis años. Sin embargo, lo mejor es consultar a las autoridades locales, ya que las condiciones pueden variar.

Diferencia entre HP y CV

Aunque estas dos unidades se confunden a menudo y son unidades de potencia, no son lo mismo. HP (horse power o caballos de fuerza) se refiere a la potencia de los caballos en el sistema anglosajón. CV (caballos de vapor), en cambio, se refiere a la potencia de los caballos utilizada en Europa continental y basada en las unidades del Sistema Internacional de Unidades. La definición del HP es la potencia necesaria para elevar 33.000 libras a una velocidad de 1 pie por minuto.

El concepto de caballo de vapor (CV) se originó a finales del siglo XVIII a partir de una propuesta de James Watt. Se propuso utilizar una unidad de medida para expresar la potencia que podían desarrollar las máquinas de vapor en relación con los caballos de fuerza. Entonces, un caballo de vapor (CV) se define como la potencia necesaria para levantar una carga de 75 kgf en vertical a un metro de altura en 1 segundo.

Digamos que la diferencia se encuentra en las unidades que se utilizan, y por ello existe una ligera diferencia, que veremos en la equivalencia.

Equivalencia entre HP y CV

Existe una equivalencia entre caballos de fuerza y HP y es exactamente 1 CV = 0,9863 HP. Esto se utiliza como referencia para convertir los CV en HP, entonces por ejemplo 100CV equivalen a 98,63HP, pero para el cálculo inverso es necesario conocer la equivalencia entre HP y CV, que por supuesto existe y es 1 HP = 1,0138 CV entonces 100HP serian 101,38 CV. Esta conversión entre unidades es habitual porque, como ya se ha dicho, en los países de influencia anglosajona se utiliza el HP. En cambio, en la Europa continental, la unidad de medida de la potencia de los vehículos es el caballo de vapor CV.

Además de estas dos unidades de potencia, el kilovatio (kW) se utiliza en los vehículos eléctricos y a nivel internacional, al igual que otras unidades de medida de la potencia, como el BHP, "brake horse power" o potencia al freno, es decir, la potencia del motor solamente sin caja, bomba de agua, etc. Por lo tanto, es esencial conocer la equivalencia de estas diferentes unidades de potencia para convertir y entender los datos de la ficha técnica del vehículo, independientemente del país.

Cilindrada a CV

La potencia básicamente viene determinada por la cilindrada del motor y el número de cilindros del coche. La fórmula utilizada para hacer el calculo es la siguiente:

Caballos de potencia = 0,08 x N.º de cilindros (cilindrada / N.º de cilindros)0.6

Esta fórmula permite determinar el valor fiscal del vehículo. Sin embargo, si tu coche es moderno, es posible que la tarjeta o ficha técnica ya contenga datos expresados, como los caballos de potencia, por lo que sólo tienes que mirarla para saberlo. Si tu coche es más antiguo, es probable que estos datos estén en KW, por lo que tendrás que convertirlos a CV. Para encontrarlo, mira en la parte posterior de la hoja de datos.

¿Cómo saber cuántos caballos tiene mi coche?

La cilindrada del coche, o capacidad fiscal, afecta a la cantidad de impuestos que debe pagar por el coche. Depende de la cantidad que tengas que pagar por el seguro obligatorio y de los impuestos que tengas que pagar en tu municipio. En otras palabras, cuantos más caballos tenga tu coche, más altos serán tus impuestos. Lo más sencillo es mirar la ficha técnica del vehículo donde encontrarás cuantos caballos tiene el motor.

Poder fiscal de un coche

La potencia del motor se mide en caballos de potencia (CV), caballos de fuerza (hp) o kilovatios (kW) como lo hemos estado mencionando. La potencia real en kW debe indicarse en la ficha técnica del vehículo. La fórmula para calcular la potencia en caballos CV consiste en multiplicar los kW por 1,34.

El número de caballos indica la potencia del motor y el precio del seguro del coche

Es así de simple mientras mas caballos tenga el motor es porque su potencia es mayor, y por ende el precio del seguro y los impuestos también serán proporcionales. Así mismo, cuanto mayor es la potencia del motor, así de mayor será la velocidad que posiblemente podrá alcanzar. Se sabe que el exceso de la velocidad es el causante de muchas muertes por año en accidentes de tráfico. Por tal razón, los vehículos que tienen una potencia superior son los que tienen mayores prestaciones y poder para desarrollar altas velocidades y por ende suelen ser más costosos de asegurar por el riesgo que suponen.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.