Freno de mano

Un freno de mano, comúnmente conocido como freno de estacionamiento o freno de emergencia, es un freno que bloquea permanentemente las ruedas de un coche. Normalmente no se utiliza para detener un vehículo en movimiento, pero puede usarse como freno de emergencia.

¿Para qué sirve el freno de mano?

El freno de estacionamiento o freno de mano es un freno adicional al de pie, situado al alcance del conductor, que evita el giro involuntario de las ruedas. Cuando se pulsa, el coche se detiene, no es un freno que deba utilizarse durante la conducción.

Este tipo de freno se utiliza en situaciones de emergencia o al detener el vehículo en una pendiente para evitar que las ruedas traseras se muevan de forma natural en dicha pendiente.

¿Cómo funciona el freno de mano?

En este tipo de freno, el freno se aplica halando una palanca, la fuerza se aplica mecánicamente mediante una guaya de acero a las bandas de freno traseras que inmovilizan las ruedas traseras del coche.

Para liberarlos, hay que pulsar un botón en el propio freno de mano, que separa las bandas de frenado.

Tipos de freno de mano

Los frenos de mano suelen ser mecánicos o electrónicos. Estos últimos han aparecido recientemente en los coches más nuevos y en los de lujo, pero evidentemente el freno mecánico es el que tiene su uso más extendido.

Freno de mano mecánico

Estos utilizan una fuerza mecánica para detener el movimiento del vehículo por medio de cables de acero accionados por una palanca situada cerca del asiento del conductor.

Freno de mano electrónico

Son visibles en el coche como botones y, en este caso, no están conectados directamente al mecanismo de frenado. Normalmente, el coche tiene un software que se encarga de activar los frenos y, dependiendo del software instalado, es este mecanismo el que aplica los frenos. Esto puede ocurrir cuando se detecta una colina o una pendiente, cuando se quita la llave de contacto, cuando el cinturón de seguridad del conductor no está abrochado o cuando se requiere una frenada fuerte debido a situaciones peligrosas en la carretera.

Partes del freno de mano

Palanca

Se utiliza para accionar el freno trasero con asistencia al conductor. También puede ser un pedal o un botón (electrónico).

Sistema de desbloqueo

Suele ser un botón en la propia palanca que permite liberar el bloqueo de la rueda trasera y mover el coche.

Cables con Funda

Salen de la misma derivación y se conectan a las ruedas y a la palanca de mando para activar los frenos.

Trinquete

Es la parte que se mueve al tirar de la palanca, para que se mantenga en su sitio durante el frenado. Es la parte dentada.

Varillas

Son las barras que, junto con los latiguillos, reciben el impulso de frenado y ejercen presión sobre las zapatas o pastillas.

Tuercas de ajuste o reglaje

Estas tuercas se utilizan para asegurar el enganche.

¿Cuál es el testigo de freno de mano?

La luz del testigo de advertencia de freno de estacionamiento o de mano se enciende en rojo. Se representa con la luz de freno y la letra "P" en un círculo con "corchetes" a cada lado. Como esta luz está asociada siempre que hay un problema grave, nunca la encontrará en amarillo. Este círculo es en realidad la designación de referencia para muchas luces de freno de vehículos, sin embargo, no siempre es así, ya que a veces puede combinarse con una luz común representada por un signo de exclamación en el mismo círculo entre corchetes.

La función principal de la luz de advertencia del freno de estacionamiento es indicar que el freno de estacionamiento está aplicado. El freno de estacionamiento es un sistema mecánico que se utiliza principalmente para aparcar el coche, especialmente en las pendientes. Sin embargo, es posible que la luz del freno de estacionamiento permanezca encendida incluso después de haberla retirado. Por supuesto, hay más de una razón por la que esto puede ocurrir. Independientemente de que el freno de mano se aplique electrónica o manualmente, el testigo de advertencia del cuadro de instrumentos debería encenderse, sólo entonces cuando está aplicado.

¿El testigo del freno de mano no se apaga?

Pocas cosas deberían preocuparle más que el encendido de la luz de freno, que indica un fallo del sistema. La luz del freno de estacionamiento o de mano debe encenderse aplicar el freno y apagarse al soltarlo. Sin embargo, si sigue encendida la luz de advertencia en el salpicadero, significa que el coche está avisando de que algo va mal.

Podría pensarse que este tipo de situaciones incitan a los conductores a reaccionar de forma coherente, por ejemplo, deteniendo el coche y llevándolo a un taller para protegerse a sí mismos y a sus pasajeros, pero la realidad es muy distinta. Muchos de nosotros seguimos conduciendo como si no pasara nada. Creemos que se trata de un pequeño problema que puede resolverse pacíficamente, veamos…

¿Por qué se enciende la luz de mano de freno?

Si acaba de arrancar el coche y nota que se ha encendido la luz de freno, no conduzca. Primero asegúrese de que el freno de estacionamiento no está aplicado. Algunos coches comparten el sistema de frenos y la luz de freno de estacionamiento. Compruebe el freno de estacionamiento y presione el mecanismo de liberación para asegurarse de que está totalmente liberado. Si la luz de advertencia en el salpicadero permanece encendida, hay un problema en el sistema de frenos que puede impedir que el coche se detenga. Lo mejor es apagar el motor y lleva el coche a un mecánico, pero veamos algunas razones por las que esto puede ocurrir:

Primera función de la luz de advertencia

La primera función de esta luz de advertencia, cuando se enciende, es indicar que el sistema de freno de estacionamiento está conectado y esta es la función más importante, ya que siempre es obvio que se apagará cuando se suelte la palanca del freno de estacionamiento. El motivo de la advertencia es que si el coche se conduce durante varios kilómetros con el freno de mano parcialmente o ligeramente accionado, los frenos se sobrecalientan y el efecto de frenado es prácticamente nulo, es decir, el coche puede quedarse sin frenos.

Segunda función de la luz de advertencia

Esta segunda función se refiere al nivel del líquido de frenos en el depósito que alimenta el cilindro maestro. Es importante que haya una cantidad suficiente de líquido de frenos en el cilindro maestro, ya que éste transmite la presión del pedal a las ruedas a través de los latiguillos. Por lo tanto, en ausencia de líquido, no se puede transmitir la presión de frenado.

Los pistones de las pinzas y del cilindro maestro se expanden en sus cilindros a medida que las pastillas y las bandas se desgastan, por lo que el nivel de liga en el depósito puede llegar a ser demasiado bajo para permitir que el cilindro maestro funcione correctamente. También es posible que haya juntas o mangueras con fugas en el sistema, lo que hace que el nivel baje rápidamente.

Vale resaltar que, hay un sensor en el depósito del líquido de frenos que puede encenderse cuando el nivel del líquido está cerca o por debajo del nivel mínimo. En este caso, incluso con el freno de mano accionado, debe comprobarse el nivel del líquido de frenos y rellenar el líquido prescrito si es necesario. Si esto sucede en cualquier momento, el coche debe ser detenido y revisado antes de continuar. Si aun así la luz permanece encendida lo mejor será llevarlo a un especialista en frenos.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.