Guardabarros o guardafango

El guardafango es una pieza curvada que se ajusta a la parte superior de la mayoría de los carros y motos para protegerlos de las salpicaduras de barro. El uso de los guardabarros comenzó con los antiguos autobuses interurbanos para evitar que el barro arrojado por debajo de las ruedas llegara al conductor y a los pasajeros. Sin embargo, su uso no se generalizó hasta mediados del siglo XIX.

La llegada de los automóviles no supuso ningún cambio sustancial en su forma, por lo que el guardabarros permaneció inalterado. En aras de la uniformidad, el material cambió del cuero y la madera a la chapa metálica, lo que permite que la pieza conserve su forma independientemente del resto de la carrocería.

Originalmente, las alas constaban de dos partes, cada una de las cuales cubría la mitad de la rueda “delantera o trasera”. En 1899, se integraron en el tren de rodaje. Hacia 1910 aparecieron las primeras aletas traseras en la carrocería y tres años después se amplió la continuidad de la carrocería con las aletas delanteras. Sin embargo, estos elementos aún no habían sido objeto de estudios estilísticos.

En los años 20, los carros comenzaron a construirse con una visión más estilizada y los guardabarros, como el resto de la carrocería, llamaron la atención de los carroceros, que crearon diversas formas extravagantes.

En los años 30, el diseño de las alas alcanzó su punto álgido durante la edad de oro de los carroceros franceses. A partir de estos diseños, influenciados por las preocupaciones aerodinámicas, se inició la plena integración del ala en la carrocería.

Sin embargo, fueron los diseñadores estadounidenses quienes establecieron la punta del ala como un componente por derecho propio. En los años 50, la línea del ala se adaptó al diseño general del carro.

En los años sesenta, se impuso un estilo sobrio, lineal y funcional. Inicialmente fue más popular en Europa, donde dio lugar a una cierta uniformidad estilística que sólo evolucionó con cambios en los faros y adornos.

¿Qué es el Guardabarros?

Como lo hemos mencionado en docenas de veces que los carros están formados por más piezas de las que se pueden imaginar. Según el vehículo, el número de piezas y componentes varía mucho. Una pieza cuyo nombre es bien conocido, pero cuya función es bastante desconocida, es el guardabarros o guardafango. Si te preguntaran ahora, ¿dónde está esta parte? ¿serias capaz de dar una respuesta?

El guardabarros es parte de la carrocería de un carro, pero también de una moto o incluso una bicicleta que rodea las ruedas del vehículo. Suele ser un " resalto" alrededor de la rueda en la carrocería que sobresale ligeramente hacia fuera.

Dependiendo del vehículo, hay diferentes tipos de guardabarros. Van desde los rasgos pronunciados y típicos de los carros clásicos hasta los sutiles y apenas perceptibles de los vehículos modernos.

Sin embargo, en muchos carros nuevos, especialmente los deportivos, los guardabarros sobresalen de la carrocería. Los guardabarros y su forma redondeada, gracias a su altura generalmente baja, llaman mucho más la atención que en otros carros de tamaño medio.

Función del Guardabarros

Dados los diferentes significados de este nombre, uno puede imaginar para qué se utiliza. Principalmente, un guardabarros está diseñado para evitar que las piedras, los líquidos, la suciedad o la arena entren y salgan del neumático mientras se conduce por carreteras o caminos.

Imagina cuántas piedras y arena acaban en los neumáticos de tu carro. Ahora imagina que, sin un guardabarros, toda esta suciedad es lanzada a gran velocidad contra las piezas internas, los peatones y otros vehículos. No suena muy seguro, ¿verdad?

Por eso el guardabarros tiene una función protectora más importante para los demás que para nosotros. Dependiendo del vehículo, a veces se añaden estos, especialmente en los SUV o en los vehículos todoterreno.

¿Cuál es la salpicadera de un carro?

Los guardabarros, también conocidos como faldones, guardafangos o incluso chapaletas, son elementos acanalados que se fijan en la parte superior de las ruedas de un vehículo bicicleta, moto u otro. Su objetivo principal es evitar que los residuos de la carretera, como la arena, la suciedad, las piedras, los líquidos y otros, sean lanzados al aire por el neumático en rotación.

Estas piezas, que forman parte de la carrocería del carro, suelen ser de material blando y se complementan con faldones. También existen guardabarros rígidos, pero pueden resultar dañados por el contacto con la superficie de la carretera.

¿Por qué algunos carros no tienen guardabarros?

Esta parte del cuerpo, aparentemente insignificante, salva vidas (y otros cuerpos) cada día. Sin ella, todos los días veríamos volar piedras y escombros de todo tipo desde la rueda. En ocasiones el guardabarros puede romperse y muchas personas no lo reemplazan, pero es un elemento importante que debe permanecer presente.

¿Se puede colocar guardabarros a un carro que no lo tiene?

Si, por supuesto. El mercado de repuestos ofrece variedad de opciones para muchos vehículos, todo es cuestión de buscar el correcto y realizar la instalación o adaptación.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.