Sistema de protección contra latigazo cervical

En los automóviles el sistema de protección contra latigazo cervical (WHIPS) reduce el riesgo de lesiones por latigazo cervical. Este sistema de seguridad que ya viene incorporado en muchos modelos modernos y consta de respaldos y apoyacabezas de asientos que absorben energía, así como un reposacabezas especialmente diseñado en los asientos delanteros.

El sistema WHIPS que por sus siglas en inglés significa Whiplash Protection System, protege en los automóviles contra traumatismos en el cuello. Este sistema que fue implementado por primera vez (después de muchas investigaciones) por Volvo y ahora utilizan numerosas marcas de carros,  se compone de un respaldo en el asiento que absorbe energía cuando se produce un impacto y de un reposacabezas especial en los asientos delanteros. El principal objetivo de este sistema es minimizar el desplazamiento de la cabeza en relación al tronco, distribuyendo las fuerzas a lo largo de la espalda y cabeza y amortiguando el impacto.

¿Qué es el latigazo cervical?

El latigazo cervical es una lesión en el cuello que se produce cuando la cabeza se mueve hacia atrás y luego hacia adelante muy rápido, muy parecido a la acción del chasquido de un "látigo". En la mayoría de los casos, los latigazos cervicales no suelen poner en peligro la vida; sin embargo, los latigazos cervicales pueden afectar significativamente la calidad de vida de las personas afectadas a largo plazo.

El latigazo cervical es muy común en un accidente automovilístico por colisión trasera. A veces, los médicos también se refieren a una lesión por latigazo cervical como un esguince o distensión del cuello.

El latigazo cervical, o trastorno asociado al latigazo cervical (WAD, por sus siglas en inglés) a menudo es el resultado de un movimiento brusco (no siempre dentro de un auto sino en diversas circunstancias, han habido latigazos cervicales que se han producido por la frenada brusca de un ascensor) por ejemplo ser golpeado por detrás mientras conduce un automóvil, por un vehículo en movimiento rápido en un accidente en la carretera o vía pública.

Cuando se da un golpe, el cuerpo del individuo es inmediatamente empujado hacia adelante mientras que la cabeza permanece atrás por un instante. Esto obliga a la cabeza a balancearse hacia arriba y hacia atrás, estirando y, a veces, desgarrando algunos músculos, tendones y ligamentos. Hace el movimiento que haría un látigo al golpearlo contra un objeto.
Los músculos se contraen automáticamente y llevan la cabeza hacia adelante, a veces demasiado, y la cabeza puede balancearse violentamente hacia adelante, estirando o desgarrando aún más los músculos, tendones y ligamentos.

Datos rápidos sobre el latigazo cervical

El latigazo cervical puede ser causado por una colisión desde cualquier dirección, no solo por detrás.

También puede ser causado por otros movimientos que se dan en deportes, como la equitación y los deportes de contacto.

A veces, el efecto completo del latigazo cervical no se siente hasta 24 horas o más después del incidente.

Los síntomas pueden incluir dolor lumbar, mareos y espasmos musculares.
Incluso una colisión a baja velocidad puede causar un latigazo cervical.

La mayoría de las personas asocian el latigazo cervical con un vehículo que es golpeado por detrás por otro vehículo: el conductor de adelante sufre un latigazo cervical. Sin embargo, el impacto puede provenir de cualquier dirección y la cabeza puede moverse hacia atrás o hacia los lados, no solo hacia adelante.

La lesión por latigazo cervical también puede sufrirse de otras maneras, que incluyen:

  • Caerse de una bicicleta
  • Accidente de equitación
  • Abuso físico, incluido sacudir a un bebé
  • Parque de diversiones
  • Deportes de contacto
  • Golpes en la cabeza con un objeto pesado

En pocas palabras, los ligamentos y los tendones del cuello se tuercen durante una lesión por latigazo porque se han estirado demasiado. Aunque el cuello no se haya roto, a veces pueden pasar varios meses hasta que todo sane.

Cómo funciona el sistema de protección contra latigazo cervical para autos

El sistema de protección contra latigazo cervical en automóviles se despliega en caso de una colisión trasera, donde el ángulo y la velocidad de la colisión y el tipo de vehículo que choca tienen relación con el resultado del impacto.

Cuando se despliega el sistema WHIPS, los respaldos de los asientos delanteros se bajan hacia atrás y los asientos se mueven hacia abajo para cambiar la posición del asiento del conductor y acompañante o pasajero delantero. El movimiento ayuda a absorber algunas de las fuerzas que pueden surgir y causar un latigazo cervical.

Posición del asiento

Para una buena protección contra WHIPS, el conductor y el pasajero deben tener la posición de asiento correcta y asegurarse de que la función del sistema no esté obstruida.

Acomode el asiento de manera adecuada antes de comenzar a conducir.

El conductor y el pasajero del asiento delantero deben sentarse en el centro del asiento con el menor espacio posible entre la cabeza y el reposacabezas.

WHIPS y asientos para niños

La protección proporcionada por el automóvil a los niños sentados en un asiento para niños o en un cojín elevador no se ve disminuida por WHIPS.

¿Qué ocurre si cree que puede tener una lesión por latigazo cervical?

Si cree que podría tener una lesión por latigazo cervical o cualquier otra lesión debido a un accidente automovilístico, lo mejor es ir a un médico u hospital de inmediato y ser examinado. Un gran error que cometen muchas personas lesionadas es no ver a un médico si sienten dolor. Si tiene dolor y no va al médico, la compañía de seguros no creerá que tiene dolor. Es necesario visitar cuanto antes a un médico para que diagnostique el latigazo cervical.

La investigación de Volvo acerca de cómo prevenir el latigazo cervical

A partir de un estudio de la automotriz Volvo se observan reducciones en el riesgo de lesiones en los tejidos blandos del cuello para los ocupantes de un auto con protección contra latigazo cervical, en comparación con los automóviles Volvo anteriores; valores medios que oscilan entre el 21 y el 47% según la gravedad del impacto y la duración de los síntomas. La postura sentada (cabeza girada y respaldo aumentado) aumenta los riesgos de lesiones en los tejidos blandos del cuello. Con base en los datos de lesiones informadas por los usuarios de Volvo, se encontró un riesgo significativamente menor para los ocupantes que miran hacia adelante con la cabeza muy cerca del reposacabezas en comparación con los ocupantes sin uso del reposacabezas y un respaldo más grande.

Aunque el riesgo más alto de lesiones en los tejidos blandos del cuello se encuentra en una mayor gravedad del impacto, la gran cantidad de lesiones en los tejidos blandos del cuello sufridas con una gravedad de impacto baja enfatiza la necesidad de enfocar las medidas para evitar choques.

Un asiento equipado con WHIPS está diseñado para que todo el respaldo ayude a proteger el cuello del ocupante delantero en caso de impacto trasero. Cuando se despliega el sistema, los respaldos de los asientos delanteros y los reposacabezas se bajan para cambiar la posición del asiento del conductor y del pasajero del asiento delantero.

La energía principal se absorbe a través de un pivote en la base del mecanismo del asiento que permite que el asiento se mueva alrededor de la articulación de la cadera de los ocupantes mientras se mueve hacia atrás para absorber energía adicional. Una pieza de metal dentro de la bisagra del respaldo se deforma, absorbiendo más energía. La pieza de la bisagra debe reemplazarse después de haberla desplegado.

Según el equipo de investigación de accidentes de tráfico de Volvo, el asiento equipado con WHIPS dio como resultado una reducción del 33 % en lesiones a corto plazo y una reducción del 54 % en lesiones por latigazo cervical a largo plazo causadas por accidentes automovilísticos.

Activación del sistema WHIPS

Cuando se produce un choque en la parte trasera del automóvil, los respaldos de los asientos realizan un desplazamiento hacia atrás modificando la postura del conductor y del ocupante del otro asiento delantero, disminuyendo el riesgo de sufrir traumatismos graves en el cuello debidos al latigazo cervical que se produce.

Este sistema WHIPS solo está disponible, por el momento, para la protección de quienes viajan en los asientos delanteros. Se cree que en la parte trasera la protección es menor porque los reposacabezas son fijos. En los asientos traseros no es fácil implementar el WHIPS ya que los asientos delanteros tienen cierto margen de movimiento y en la parte trasera se debería utilizar espacio del maletero para poder mover la banqueta de asientos.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.